Cómo Superar una Adicción al Sexo

La dependencia sexual o adicción al sexo, como también se le conoce, es aquel comportamiento que de manera repetitiva, compulsiva y por lo consiguiente incontrolable donde el individuo siente la necesidad enfermiza de tener sexo, necesidad que lo vuelve incapaz de controlar su comportamiento sexual.

Esta anormalidad en el comportamiento sexual obliga al individuo, generalmente, a autoestimularse, a tener varias parejas sexuales, a ver pornografía constantemente, a sufrir de parafilias como exhibicionismo, voyeurismo, y algunos casos se llega hasta la prostitución, indiferentemente tanto como para la mujer como para el hombre. Esta adicción impide que la persona se desarrolle como tal, al estar pendientes de estas costumbres han perdido su pareja, sus amigos, su trabajo. Debe de tomarse con seriedad este asunto, puesto que se trata de una adicción real.

adiccion-al-sexo

Adicción al sexo

Adicción  al sexo

La adicción sexual es el fenómeno según el cual los individuos desean tener relaciones sexual mucho más frecuentemente de lo considerado habitual. También se le llama dependencia sexual y compulsivitat sexual. La existencia de esta condición no está universalmente aceptada por los sexólogos y su etiología, naturaleza y validez es debatida.

Los partidarios de este concepto han ofrecido diversas descripciones, cada una de acuerdo con su modelo favorito del fenómeno putativo. Los que proponen un modelo adictivo del fenómeno se refieren a él como “adicción sexual” y ofrecen definiciones basadas en adicciones a sustancias; los que proponen los modelos de la falta de control se refieren a la “compulsivitat sexual” y ofrecen definiciones basadas en los problemas obsesivos-compulsivos (OCD); etc. Los escépticos creen que es un mito y que en realidad es el subproducto de influencias culturales y de otro tipo.

Condiciones asociadas

Los pacientes que sufren de un trastorno bipolar pueden alterar menudo su conducta sexual dependiendo de su estado anímico. Algunas enfermedades neurológicas como el Alzheimer, algunas lesiones cerebrales, el síndrome de Klüver-Bucy, el síndrome de Kleine-Levin y otras enfermedades neurodegenerativas pueden causar una conducta hipersexual. A veces, también las drogas como la metanfetamina podemos contribuir a desarrollar este comportamentiento) y los que toman algunos enfermos, como los anoréxicos o los ortoréxico, para intentar que el cuerpo se parezca al ideal que les impone su enfermedad.

¿Cómo se origina la adicción al sexo?

Bueno, y a todo esto, ¿cómo se origina la adicción al sexo? Nadie puede decirlo con certeza, pero varios expertos aseguran que los adictos al sexo sufren de una anomalía bioquímica en el cerebro, lo que provoca la necesidad de tener sexo. Otros dicen que se debe a ciertas lesiones localizadas en la corteza prefrontal medial del cerebro. Mientras que algunos aseguran que este comportamiento compulsivo proviene de familias disfuncionales, víctimas de abusos, por lo que este trauma se aloja en la psiquis y afronta la situación con más sexo.

Bajo el orden de ideas ya presentado estamos seguros de algo, ésta adicción, trae consigo consecuencias a no solo a nivel personal sino también a nivel social, puede afectar la vida personal, laboral e inclusive afectar círculos amistosos, por eso es importante saber si estas entre los adictos al sexo.

¿Cómo saber si eres un adicto al sexo?

Hay cierto conjunto de comportamientos que pueden arrojar luz sobre este tema y saber si se sufre de ésta particular dependencia.

  • Tener fantasías sexuales es muy normal y hasta cierto punto sano, pero si son demasiado repetitivas a tal punto de afectar tus quehaceres cotidianos, tienes un problema que hay que resolver.
  • Si utilizas constantemente el sexo, como un medio para salir de una situación frustrante o estresante. Mucha gente lo hace, sin embargo no representa una conducta constante y no les afecta en otros aspectos de su vida.
  • Masturbación excesiva y uso recurrente de la pornografía, este es uno delos más claros indicios de este dependencia.
  • Con las nuevas tecnologías ahora también podemos agregar como indicativo de ese comportamiento el cybersexo.
  • Algunos estudios arrojan una media de 15 parejas sexuales en 12 meses para los adictos al sexo.
  • Baja autoestima, si bien el sexo es una actividad placentera, su abuso conlleva a padecer de baja autoestima.

¿Cómo prevenir la adicción al sexo?

No existe ningún tratamiento reconocido que sea eficaz en contra de la adicción al sexo, sin embargo el tratamiento que mejores resultados ha dado es el de enseñarle al individuo a controlar su falsa necesidad de sexo constante; mejorando así sus relaciones interpersonales.

Brindarle la educación sexual adecuada y por medio de una evaluación previa para diagnosticar el problema y la magnitud del mismo. Se modifica su conducta de tal manera que pueda adquirir control sobre sus acciones y emociones. Sin duda la psicoterapia es una de las mejores formas para poder sobrellevar esta adicción, sin embargo no hay que restarle importancia al tratamiento farmacológico.

Los términos utilizados para referirse a personas con este tipo de adicción son “donjuanismo”en el caso de los hombres y “ninfómana” para la mujer adicta al sexo.

No todas las personas que sufren esta adicción se verán de pareja en pareja, muchas de estas personas se atormentan por la contradicción que sufren entre sus acciones y lo que dicta la moral, por lo que es frecuente que este tipo de personas caiga en depresión.

No solo estos adictos del sexo sufren sino también la familia del adicto, el impacto que causa esta adicción es intenso, y en ocasiones los hijos e hijas repiten esta adicción en su vida adulta.

Para lograr salir de esta adicción, como de cualquier otra se necesita de mucha voluntad. Debido a que es una enfermedad; usualmente existen recaídas pero esto no debe ser impedimento para continuar. No solo la abstinencia es el único paso, se deben dar cambios en el estilo de vida, cambios significativos que puedan dar un verdadero giro a la vida del adicto.

Como ya se ha indicado antes, en esta adicción la cura no es total, sino parcial, lo principal es alejarse de las situaciones que induzca a este tipo de comportamiento. Mantener un pensamiento asertivo de lo que se quiere lograr, por medio de la terapia crear y cultivar el autocontrol del comportamiento sexual anormal.

Si se tiene pareja recordar que él o ella también necesitarán apoyo, pues tener una vida sexual sana implica el compromiso de ambos para que sea placentera y así evitar volvera ese tipo de conductas desordenadas.

Cómo Superar una Adicción al Sexo
4.4 (87.5%) 8 votes
2
Dejar un comentario
avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
más nuevos más antiguos más votados
Notifícame cuando:
Paul
Paul

Saludos, muy bueno la informacion que comparte en este escrito, parece algo sencillo y poco comun pero no lo es tanto, afortunadamente la vida siempre se encarga de darnos señales de que si las decisiones que tomamos son convenientes o no, todo acto tiene una consecuencia, buena o mala pero consecuencia, al darnos cuentas ¨insigth¨de que algo no anda bien, es una invitacion de la vida a revisarnos y tomar accion hacia al cambio que nace desde lo mas profundo de nuestras DECISIONES, siga usted siendo Bendecida

Edwin
Edwin

Interesante artículo, las adicciones que están avaladas por la sociedad como “normales”, son mucho más difíciles de descubrir su padecimiento, que las que son prohibitivas por las leyes. Nos encontramos en un mundo machista donde la adicción al sexo es de un super macho Alfa y en el caso de la mujer la degradan a una prostituta, cuando en ambos casos sufren de actos compulsivo incontrolable. Con esta adicción es difícil mantener o formar una familia estable y sana. Me gustaría leer mas artículos sobre las adicciones ya que estas pueden estar asociadas en “combos ” alcohol, tabaquismo y drogas.… Leer más »